15 de abril de 2009

Besada


Un viento extraño pasa cerca de mí,
trazando un camino.
Mi piel se eriza mientras esa onda la recorre.
Las partículas de tu aroma van en expansión
embriagándome, dejándome sin razón.
Me pierdo.
Me convierto en la más delicada flor en tus manos.
Con ellas delineas mi figura contra la escaza luz
cortando la tranquilidad del aire.
Tu calor atraviesa cada poro de mi cuerpo,
el viento se cuela por las ventanas –sentía-.
La superficie de tu alma me atrapa, me estruja.
Finalmente la cobertura de tus labios roza su objetivo.
Y mi aura explota.
Me sabes a inocencia, me muevo al
vaivén de tu cuerpo, lentamente,
guiados por una ajena canción fugaz.
La noche agoniza su muerte –pasajera-
Mis ojos se abrían pesadamente.

-Connotaciones de un deseo-

11 Murmullos:

Arwen dijo...

Me ha gustado mucho este poema de deseos que se mezclan con dulzura apasionada...precioso Violeta puro sentimiento...besitoss guapa

Yaiza dijo...

precioso poema Violeta, me ha encantado.
Gracias por comentar en mi blog.

Besos.

@ngelluz dijo...

Violetita...

Primeramente, me disculpo por no haberte comentado inmediatamente en éste y el anterior post, no lo hago con intención de descuido u olvido y sé que las excusas a veces no sirven pero mi internet es muy malo y a cada rato se cae la conexión, entro a leerte pero no puedo comentarte porque no me acepta o se queda colgada (espero este comentario si te llegue)

Segundo, nunca pero nunca volarias la barda, eres muy especial para mi y tu amistad y compañía valen oro.

Tercero, con respecto a la entrada, mis deseos siempre han estado connotados por la distancia y cada una de tus letras me llegan al alma.

T quiero mucho ami, nunca lo olvides si?

Pdta: discúlpame la letania jejejejejeje
:P

Víctor González dijo...

Querida Violeta.
Es extraño lo de las filias en la red.
Acabo de leer tus palabras y me conmueven ciertamente,. Entañables y amistosas, dulces y ciertas.
Celebro que mi baticinio se haya cumplido, el mérito no era del adivinador, era de la fuerza de tus palabras y cuestión de tiempo. Es cierto que en un rinconcito me siento un poco padrino tuyo, perdón por la inmodestia, y verte cobrar altura me llena de satisfacción.
Los versos presentes me parecen que han ganado en madurez, ya te he dicho alguna vez que a escribir se aprende escribiendo, están escritos más desde la serenidad o eso me transmiten.
Un beso y ahora te mandaré un correo con un regalo especial.

Violeta Filetti dijo...

Muchas gracias Arwen me halaga que alguien de tanto talento como tu me diga algo así. Gracias.

Violeta Filetti dijo...

Yaiza no hay qu agradecer, es mutuo el sentimiento.

Violeta Filetti dijo...

Angelluz no hay nada que disculpar, yo te sigo y comento en tu blog por que me gusta mucho lo que escribes, muchos de tus versos los siento como si fueran míos, es un honor y placer para mí ser parte de tus frecuencias. Siempre estaré en cada entrada que publiques.

Violeta Filetti dijo...

Victor, eso es lo que eres, no lo pudiste haber dicho mejor, mi padrino, tu fuiste el primero que leyó y comentó acerca de mis textos, me fuiste instruyendo poco a poco en cada entrada que escribia, me siento muy feliz de que hayas vuelto por aquí, realmente te extrañaba.

Aunque no soy la mejor escritora del mundo ni nada que se le paresca me siento feliz de que gente como tu me digan cosas tan bonitas. Muchas gracias y te lo digo una vez máz, siempre habrá un lugar para ti a donde sea que mis letras vayan.

Un beso grande.

jj dijo...

Muy bonita descripcion; me gusta el desarollo progresivo.
Se oye fragil; apasionada y resuelta..
jj

Nelson Diaz dijo...

Mi querida Violeta, tan seductoras como hermosas y cautivantes cada uno de tus versos, me fascina la sutil sensualidad que imprimes a esta poesia, en la que transmites la divina sensación de un deseo convertido en placentera realidad... Mi querida amiga, eres brillante, se te admira y se te aprecia. Un tierno beso desde Venezuela.

@ngelluz dijo...

Amiiiiiiiiiii.... mira lo que le hice a mi blog, cambié de look. Espero te guste. Cualquier crítica, házmela saber si?

Besotes dulces...