27 de diciembre de 2008

Relato de una Antigua Pretención


Sentí fría la piel.
Mis ideas se desangran.
El sol ha huido a esconderse,
dejando su rastro en la cara de la luna.
Siento que no siento nada.
Veo que no veo nada.
La oscuridad consume todo a su paso,
a la velocidad de un parpadeo.
Mi cuerpo yace inmóvil,
sin signos vitales visibles, desprotegido.
Pero milagrosamente, con vida.
Empiezo a soñar. –despierta-

Mi alma se separa de mi cuerpo,
deseosa de salir a perseguir las gotas
de aire que raudas corren en todas direcciones,
queriendo llevarse todo, sin respetar a nadie.
nado en el aire y vuelo en el mar.
Buscando.
Buscando un destello de tu aroma.
Buscando un pétalo de tu piel.
Buscando una resonancia de tu esencia.
¿Donde estas mi suspirar?
Si desesperada, te siento junto a mí,
y tan lejos te vi.

Tócame como nunca antes a nadie haz tocado.
Hazme regresar a la realidad,
para despertar al tacto de tus dedos y verte junto a mi.

Caí, el sol había regresado, la luna partió
dejando al gigante en su lugar.
Abrí los ojos y me levante, el dolor era
maravillosamente real, como el café de tus ojos.

¿Me quieres? Yo te quiero..
Eres un pequeño y yo una tonta.
-Creía-
(Aclamaciones)

4 Murmullos:

Víctor González dijo...

El poema me parece el mejor de todos.
Enhorabuena Victoria, y gracias por la confesión de tu nombre.
Ya ves que te sigo.

Víctor González dijo...

Hay una norma no escrita por la qué las raspuestas a los comentarios se suelen hacer al hilo del último y en el mismo blog, no en el del comentarista. Una vez iznformada del detalle, nimio por demás, descubro que ayer fue tu cumple.
Felicidades por ello y no pares de escribir ni un momemto, tienes talento.
El 2009 será el año en el que llenes de gente tu blog, seguro.
Besos.

MIRACHE dijo...

Me ha encantado tu poema y tu blog

saludos y feliz 2009

Nelson Diaz dijo...

Sencillamente hermoso mi linda amiga, como hermoso debe ser tener el privilegio de ser el destinatario de tus versos, pero en una poesía de creciente amor y apasionante deseo. Felicitaciones mi apreciada Puntas Violetas, que agradable visitarte.