22 de diciembre de 2008

Un Flechazo y Vanidades



La noche despierta y la vida duerme.
Las bestias nocturnas salen de sus escondites
y las gotas de luces se salpican
en el arcano de la penumbra.

Hoy, después de medio ciclo lunar de saberte
ya me inspiras sentimientos de armonía.
Coincides con mi razón
y exaltas mi corazón.

Una mirada bastó,
unas pocas palabras me ayudaron.

“Es una lástima que no estés conmigo
cuando miro el reloj y son las nueve. Podrías acercarte de sorpresa y decirme "¿Qué tal?" y quedaríamos tu con la mancha roja de mis labios y yo con el tizne azul de tu carbónico.”

2 Murmullos:

Víctor González dijo...

Una fotgrafía ilusionante.
Capturar instantes imaginados o no, con orígenes ignotos o tan cercanos como los de los sentimientos, es una actitud fruto de la aptitud del poeta.
Felicidades.

Nelson Diaz dijo...

Continuo mi paseo... muy profundo.. lindo amiga...