15 de octubre de 2008

Sucesos Invocados


Argumentación errónea.
Irónicas tolerancias.
Creencias equivocadas.
Paradójicas descripciones.
¿Que habría de cierto en esa amistad?
No puede evitar celarle así.
Tic, toc…
Las horas pasan, los días pasan.
Las personas cambian,
los sentimientos también -o se transforman-

¿Eso cuenta?

Ese cariño lo siente resonar,
revolotear, moverse locamente.
Puede ser… llega a doler.
Levanta la tierra de su lugar.
¡No era cierto!
No se le podía creer.
Años de hermandad ahora en duda.
¿Será el real conocimiento de él?

Una tarde en el balcón
oyó su voz, le decía todo lo que había
pasado en ese tiempo muerto.
Y ella escuchaba.
Lloraba por dentro
le quería, lo sabía, pero no de esa manera.
El contacto de su piel –añorada-
Y los cigarrillos, caían desde el segundo piso.

Nunca le olvidará
pero ella sabe que será mejor
alejarlo de si.
Por el bien de él –o de ella-

¿Querría hacerlo?

1 Murmullos:

Nelson Diaz dijo...

Este espacio es una joya, que merece ser disfrutada desde sus gemas primeramente elaboradas... Tus preguntas son las preguntas que en el camino de la vida ningun ser pensante es capaz no hacerse... Cuidate y quierete mucho, de a poco y con entusiasmo, te sigo disfrutando.