20 de octubre de 2008

Obsesión


Hoy tuve un sueño contigo,
confundía la realidad con la ficción.
Desperté sintiéndote tan cerca.

Al fin entendí lo que quiero de ti,
lo que quieres de mí.
Mis expectativas quedaron en la estacada.

Los colores cambiaron.
Los emboques ya no me saben más.
Los aromas dejaron de existir.

Que diferencia hay entre derretimiento y ofuscación
si en ambas la sensación de necesitarte
es intensamente real y duradera.
Flechaste mi interés al ser indiferente conmigo,
tu aire arcano y la sensación propia de obtener lo inalcanzable
provocó la liberación más pasional de emociones.

Todo esto es real y los contrastes perduran
he perdido la oportunidad inmediata dejuntar nuestras realidades.
Me deshace despertar y no tenerte aquí,
conseguiré que salgas de mi cabeza
y la única vía será poseyéndote.

El único requisito que debo cumplir,
es perder mi candor.

De que sirven los argumentos de la razón
Cuando los sentimientos del corazón se imponen.

Sueños Americanos, Perennidad.

1 Murmullos:

Nelson Diaz dijo...

Pequeña, sencillamente es admirable tu talento, te deseo y pronostico muchos éxitos en toda actividad que a futuro emprendas, tu preparación y madurez es evidente.

Se que toda poesía tiene su momento, pero no sería mal que te plantearas publicar de nuevo estos escritos a los cuales quienes ahora con admiración te siguen posiblemente no ha accedido, ya sabes, uno de los vicios de quienes navegamos en estos océanos, solo ver lo que se publica reciente. Un cariñoso saludo Violeta. Felicitaciones.